Sigue luchando

Sigue luchando

Spero, Rabbi Yechiel (See all authors)

R’ Avraham Alter dirigió una Yeshiva en Chicago por varios años. Trabajó junto con Baalei Teshuva. Había un hombre que seguía indeciso desde hace un número de años. R’ Avraham en verdad quería que este hombre se comprometiera. Así que le dijo: “Tienes que hacer algo. No puedes seguir vacilando”. El hombre hizo un compromiso para ser kosher, pero necesitaba un Superdog.
El “Superdog” es la estrella de Chicago. Es el mejor establecimiento para comer perros calientes, y es muy popular. Se sentó con su Superdog final, barnizado con mostaza y cubierto con chucrut. Estaba a punto de darle una mordida y un hombre con traje se sienta a su lado. Comienzan a charlar. Al parecer sus hijos asisten a la misma escuela. Nuestro amigo se come su Superdog. Y mientras come el otro tipo le pregunta “¿Te gusta el Superdog?”. El responde “Amo los Superdog. Pero interesantemente, es mi último Superdog”. “¿De verdad? ¿¡Porque!?”. Él contesta: “Porque es difícil a nivel financiero poder costeármelos, todos estos perros calientes le pesan a mi familia”. E incluso si esto sonó algo ridículo, el no quiso revelar que iba a dejar de comer Superdogs porque iba a mantenerse kosher. Bueno, el otro tipo lo mira y le dice “Eso rompe mi corazón. Esto es lo que voy a hacer por ti. Me molesta que alguien tenga que dejar de comer Superdogs por asuntos financieros. Después de todo, soy el dueño de Superdog”. Y saca una tarjeta de su bolsillo. La carta dice: “Esta carta te permite comer Superdogs gratis de por vida”.
Nuestro amigo corre de vuelta a R’ Avraham Alter y le dice “¿Qué está tratando de decirme Dios con esto? Estoy tratando de mantenerme kosher ¿y ahora esto?”. Así que R’ Alter le dice “Dios está tratando de decirte que el Yetzer Harah nunca se rendirá. Hiciste un compromiso. Bueno, ese compromiso no se mantendrá fácilmente. El Yetzer Harah va a luchar constantemente contigo. Todo lo que Hashem quiere es que sigas luchando”.
El hombre hizo el compromiso y pronto se adhirió a toda la Torá y a las Mitzvot. Hoy, colgado en su comedor está la tarjeta en un cuadro. “Superdogs gratis de por vida” Él sabe: Cada día es una batalla, pero eso es todo lo que el Ribono Shel Olam quiere de nosotros – que sigamos luchando.

Write a Comment